Beneficios que entregan los Factoring no bancarios a muchas Pymes en Chile

/, Destacadas, Recomendaciones Dominus, Sin categorizar/Beneficios que entregan los Factoring no bancarios a muchas Pymes en Chile

Beneficios que entregan los Factoring no bancarios a muchas Pymes en Chile

Cada mes los Factoring no bancarios financian cientos de miles de millones en facturas compradas a las pymes en Chile, manteniendo eficazmente la liquidez financiera de las empresas de menor tamaño. Y es que las “operaciones de factoraje” son un actor financiero más en el mercado local y contribuyen al financiamiento del capital de trabajo para las empresas mediante la cesión de sus cuentas por cobrar a la empresa de factoring, que es la encargada de recuperar lo créditos cedidos. En Chile, las pequeñas empresas -hasta 50 millones de pesos mensuales de facturación- son el mercado objetivo de la industria del factoring y la cesión es con responsabilidades para el cedente.

 

Esta industria, al menos en sus aspectos más formales, tiene 25 años y desde su inicio se ha caracterizado por un continuo crecimiento. El centro de su negocio es la compra de facturas por cobrar. «Se trata de un área sumamente competitiva, ya que beneficia a las pymes que no tienen acceso a las fuentes de crédito tradicional», explica Harald Zach, gerente de negocios de Dominus Capital con amplia experiencia en este negocio.

 

Zach explica que los principales beneficios que entrega el Factoring son:

 

  1. Rápido acceso a financiamiento, obteniendo liquidez de forma ágil y expedita a través de la venta de sus cuentas por cobrar.
  2. Permite mejorar el flujo de caja de la empresa.
  3. Mejora los índices financieros de la empresa, por tratarse de una operación de venta de activos y pago de pasivos (disminuye su endeudamiento).
  4. Este financiamiento no constituye deuda en la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras.
  5. Producto no está afecto al impuesto de timbres y estampillas.
  6. Promueve las relaciones comerciales, separando el rol del vendedor y cobrador.
  7. Reduce los costos de administración, ya que delega la gestión de cobranza, ahorrando tiempo y recursos.
  8. Apto para todo tipo de empresas, incluso nuevas o con antecedentes comerciales.

Contexto: Cómo se agrupan y de qué forma se financian

Hace 35 años no había más de diez empresas de factoring en el país. Hoy, son más de 140, lo que los convierte en una industria competitiva y se dividen en tres grandes grupos: i) las sociedades filiales de bancos, agrupadas en la Asociación Chilena de Factoring (ACHEF)1, ii) las sociedades independientes, que presentan un grado de estructuración profesional, muchas de ellas agrupadas bajo la asociación Empresas de Factoring Chile A.G. (ex ANFAC) y algunas acogidas a la fiscalización de la Superintendencia de Valores y Seguros; y iii) sociedades con alto nivel de informalidad. En las operaciones de factoring es importante distinguir entre el cliente (el que cede la factura) y el deudor (el responsable del pago de la factura). La exposición de las sociedades de factoring está dada por sus deudores, que muchas veces la componen empresas de una elevada solvencia; por su habilidad de cobrar oportunamente los documentos y por su capacidad de atenuar los riesgos operativos (fraudes externos e internos).

En términos generales, un Factoring se financia de la siguiente manera:

  • Capital propio (aporte de los socios)
  • Financiamiento bancario
  • Financiamiento de inversionistas individuales
  • Fondos de inversión nacionales e internacionales
  • Otras instituciones financieras no bancarias
  • Empresas relacionadas a los socios

El experto enfatiza: “La relación entre los pasivos de un Factoring y su Capital propio está en torno a 3 veces, lo que significa que puede conseguir financiamiento de $3 si sus socios aportaron $1.